Anamaria Buiculescu

La vida de Anamaria fue un proceso continuo de auto-terapia. Viviendo solo con su padre, quien aunque era un hombre bueno y humilde, era alcohólico y esto la afectó mucho además que ha sentido la falta del amor maternal. Hizo dos operaciones de riñones cuando tenía 13 y 18 años por una enfermedad congénita. Anamaria ha descubierto el mundo de la sanación en el año 2013 cuando se puso muy enferma. En ese momento empezó su viaje y descubrió Yoga, Reiki y Hipnoterapia que eventualmente ha estudiado e introducido en su trabajo como terapeuta.

En plan académico, ha finalizado la Maestría de Asesoramiento Psicológico (especialización Trabajo Social) en 2015. Su investigación aplicada en sobre 654 empleados y empleadores en Dubái, fue una revolución. Ella ha demostrado que solo 7% aplican la Inteligencia Emocional (IE) y solo en perfiles de alta dirección. Hoy, esta formando a profesionales a aprender usar la IE para mejorar las relaciones laborales, sociales e interpersonales de una manera holística usando tanto métodos científicos como también la ancestral sabiduría de la naturaleza.

Hace 6 años, ha introducido Hipnoterapia como técnica para aumentar los efectos terapéuticos y mejorar del rendimiento deportivo como el mental y emocional. Además, ha añadido también otros métodos holísticos como el Yoga. Yoga es la más antigua herramienta de sanación mental y física y a nivel energético está llena de sabiduría.
Las ciencias modernas nos han dado la oportunidad de aprender más sobre el cerebro, mente, pensamientos, imaginación e intenciones.
Los pensamientos y palabras tienen su propia vibración y el uso de imaginación e intención triplican la velocidad del desarrollo.

HypnoYoga es una práctica en la cual Anamaria usa secuencias personalizadas con un lenguaje especial que solo lo usan los hipnoterapeutas.